Después del nacimiento, un lío de papeles

Madres, padres, que nadie se lleve engaño: el papeleo que hay que hacer después del nacimiento de un bebé es un lío. Son varios los frentes que hay que atender para finalizar este proceso: laboral, sanitario, alta en el registro… Pero vamos por partes para superar el papeleo sin anestesia.

  1. El primer objetivo es legalizar al bebé. Es decir, inscribirlo en el registro. Este trámite se puede hacer, por supuesto, en el propio Registro Civil. Pero desde hace un par de años también es posible realizarlo en la mayor parte de los hospitales asturianos. Para ello es preciso aportar el certificado de nacimiento que entregan las matronas tras el parto, así como el DNI de los progenitores. Y, en el caso de que los padres estén casados, Libro de Familia o certificado de matrimonio. Los padres con sentencia de divorcio o separación tienen también que presentarla. En unos días llega a casa la resolución de la solicitud de inscripción, en la que se indican el tomo y página correspondientes del registro.
  2. No obstante, si además quieres que el nuevo miembro figure en el Libro de Familia, es indispensable acudir al Registro Civil, para que hagan el asiento.
  3. El propio Registro Civil se encarga de comunicar el nacimiento del bebé al municipio donde residen los padres para su empadronamiento, así que ese trámite no es necesario.
  4. Alta y baja. Si la madre estaba de baja antes del parto tiene que solicitar el alta, que le entregará el médico de familia. Es muy importante que la fecha en la que se conceda el alta sea exactamente el día antes del nacimiento del bebé. Porque a partir de esa fecha comenzará a contar la baja de maternidad, que es de 16 semanas. Es decir, si el nacimiento se produce el 17 de febrero, la fecha del alta debe ser el 16 de febrero y el propio 17 comenzará la baja de maternidad.
  5. Solicitar el alta del bebé en el Instituto Nacional de la Seguridad Social. En esas mismas oficinas se solicitan también las prestaciones por maternidad y paternidad. Es necesario pedir cita previa.
  6. Es el momento ya de solicitar la tarjeta sanitaria del bebé y la adscripción a un pediatra en el centro de salud correspondiente. Ese trámite se realiza en el propio centro de salud. Allí te facilitan el número de historial sanitario, y la tarjeta la envían por correo al domicilio.

Parece fácil, pero muchas veces hace falta más de una cita para solventar cada trámite. No estaría de más que ya que los hospitales han comenzado a inscribir a los bebés en el Registro Civil entreguen también la tarjeta sanitaria y realice las comunicaciones pertinentes con la Seguridad Social. Supondría un ahorro de tiempo y agilizaría el trabajo de los profesionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *