Bolitas de rechupete

¿Estás cansada de poner puré a la criatura? Una alternativa son estas bolitas de rechupete, que el bebé de siete u ocho meses ya puede comer con las manos, siempre y cuando no te importe que acabe como un cuadro impresionista. Se hace realmente rápido, en poco más de media hora las tienes listas.

Dos platos con lentejas rojas y calabaza.
Lentejas rojas ya cocidas y trozos de calabaza.

Lo que necesitas es…

  • Dos cacerolas
  • Un puñado de lentejas rojas
  • Un trozo de calabaza (o un par de zanahorias, como prefieras)
  • Un tenedor
  • Un poco de los cereales que uses para la papilla

Y se prepara…

  • Pon a cocer las lentejas rojas previamente lavadas. Las lentejas rojas no necesitan ponerse previamente a remojo y se hacen muy pronto. Necesitan dos porciones y media de agua por cada porción de lentejas. Cuando están listas quedan medio deshechas, como si fueran un puré. Tardan aproximadamente 25 minutos.
  • De forma simultánea cuece la calabaza, pelada y sin semillas.
  • Con un tenedor aplasta y amalgama las lentejas y la calabaza. Después, para darle un poco de consistencia, añade un poco de cereal y mezcla bien. Con las manos forma las bolitas del tamaño que desees.
Un bebé disfruta de las bolitas.
Un bebé disfruta de las bolitas.

Si te gusta la receta puedes experimentar con otro tipo de hortalizas. Y si hasta ahora no conocías las lentejas rojas, seguro que te conquistan por su rapidez y versatilidad. Son fáciles de encontrar en las tiendas de productos ecológicos. Y muy prácticas para añadir al puré del bebé, ya que se cocinan al mismo tiempo que las hortalizas y no hace falta tenerlas a remojo desde el día anterior.

La singularidad de esta variedad de lentejas es que no tiene piel exterior, lo que la hace más fácil de digerir y de cocinar. Sus valores nutricionales son altos y destaca el aporte de minerales como hierro, zinc y selenio, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *