El permiso de paternidad se debate en la arena política para su ampliación

Cinco semanas o, lo que viene a ser lo mismo, 35 días. Esta es la duración actual en España del permiso de paternidad, que está en plena actualidad porque no sólo acaba de ampliarse, sino que podría verse considerablemente incrementado a corto plazo para equipararse al de la madre. Hasta el 5 de julio de 2018 el permiso era de cuatro semanas. Su ampliación formó parte del acuerdo de investidura que alcanzaron el entonces Gobierno del PP y Ciudadanos.

Es la arena política el marco en el que se sigue debatiendo la ampliación de este derecho. El preacuerdo para los Presupuestos Generales que alcanzó hace unas semanas el PSOE de Pedro Sánchez con Unidos Podemos incluye la previsión de que el permiso de paternidad aumente de forma progresiva. El compromiso es llegar, en el año 2021, a las 16 semanas. Para el próximo año el permiso que se estipula es de ocho semanas. No obstante este acuerdo necesita más aliados para recibir el visto bueno definitivo.

Los requisitos

Según recogen los documentos informativos de la Seguridad Social, la prestación actual, de cinco semanas ininterrumpidas, es ampliable en dos días más por cada hijo a partir del segundo, en los supuestos de parto, adopción y acogimiento múltiples. Los requisitos son estar afiliado y en alta y tener cubierto un período de cotización mínimo. Concretamente, de 180 días dentro de los siete años inmediatamente anteriores a la fecha de inicio del periodo del permiso. O, alternativamente, 360 días cotizados a lo largo de toda la vida laboral.

Además una novedad que llegó con la última ampliación del permiso de paternidad es que los funcionarios públicos tienen la opción de coger las cinco semanas con posterioridad a la baja de la madre. Eso les permitiría disponer de un total de 21 semanas para cuidar al recién nacido.

Deuda pendiente con las madres

La equiparación de los permisos de maternidad y paternidad no está exento de polémica. Y es que hay colectivos y madres que, sin criticar el aumento de los derechos de los padres, reclaman la deuda pendiente que aún hay con las mujeres. La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria indica que el actual permiso de maternidad imposibilita a las mujeres cumplir con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y es que dicha recomendación aconseja mantener la lactancia materna exclusiva durante seis meses.

«Cuando se plantea legislar sobre esta cuestión consideramos que el objetivo prioritario debe ser prolongar el permiso de las madres al menos durante seis meses y que las licencias de los padres sean transferibles. Si la modificación legislativa no recoge este aspecto, las madres españolas no verían ampliada su baja en un solo día y seguirían siendo junto con las maltesas, las madres europeas con menos tiempo disponible de licencia remunerada», argumenta la presidenta de la asociación, Concepción Sánchez Pina.

Una segunda observación que hacen los pediatras es que sería adecuado que parte de los permisos pudieran ser disfrutados de forma sucesiva para facilitar la organización familiar de la atención al bebé.  «Conseguir que estas consideraciones se incorporen al marco legal aproximaría a España a países europeos en los que estos permisos alcanzan y superan los 12 meses, podría suponer beneficios sanitarios y en el bienestar de las familias y supondría además un avance en igualdad, ya que haría posible que muchas mujeres que no pueden hoy permitirse excedencias para prolongar su baja, dispusieran de más meses remunerados», concluye la presidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *